Un precioso día de trabajo | DestinoGEA

Un precioso día de trabajo

Eran las 10.00 horas de la mañana de un 28 de mayo. Tal y como se predecía, un tiempo cambiante nos acompañaría durante toda la jornada. Las nubes grises anunciaban un día lluvioso, pero el sol quería abrirse paso entre tanta oscuridad para mostrar y hacer brillar los grandes secretos que esconde Sepúlveda. La temperatura fresca, nos haría utilizar nuestras ropas de abrigo más ligeras, aunque nos dejaría libertad de movimiento para ascender a una de las laderas cercanas a la carretera que desde Segovia accede a Sepúlveda.

Ruta del día 28

Inicio de la ruta geológica el día 28 de mayo

Un grupo de 6 participantes nos esperaba en la Playa de España, o la plaza principal de esta localidad. En ella se yergue orgullosa la fachada del Ayuntamiento de este municipio, la cual debe de haber presidido muchos momentos importantes en el devenir de nuestra historia más cercana. Y es que Sepúlveda, ciudad de fuero, ha sido durante muchas épocas un lugar donde su importancia estratégica jugó un papel importante.

Sin embargo, Sepúlveda ofrece mucho más que restos de las diferentes civilizaciones que se han dado cita a lo largo del tiempo ornamentando este lugar. Y así se lo quisimos enseñar a nuestros asistentes. Durante el recorrido marcado y respetando el horario previsto, nos adentramos en un abanico de relatos en roca impresa. Una interpretación correcta, de los vestigios de los acontecimientos más remotos de la historia de Sepúlveda, hizo que se pudiera conocer los procesos geológicos que sucedieron en momentos claves de la Historia de la Tierra. Y que han conseguido conformar el terreno sobre el que hoy se asienta esta Villa.

Entre las muchas historias que se pueden contar de este bello y espectacular paraje, nosotros optamos por introducirnos en el mundo natural, en concreto en medio abiótico. A priori nada llamativo e inerte pero dotado de una gran información y relacionado, como base, de todos los demás medios. Y es que la geología, aunque parezca mentira, condiciona: las plantas que nos aromatizaron el camino, los animales que volaron y anidan por tan magnifico lugar, cómo se ha configurado el trazado urbano de la villa, e incluso la dirección y el sentido hacia dónde se debe edificar.

Turismo ecológico en la Hoces

Las Hoces del río Duratón: Una historia de agua, rocas y aves

A lo largo de casi 4 horas, los integrantes de nuestro grupo pudieron ser “geólogos por un día” y conseguir mirar el paisaje con otra visión, más allá de los colores propuestos por las plantas con los que se tiñe este territorio. Pudieron palpar las rocas ocres, sedimentos depositados en las aguas marinas de un mar que se instauró en la provincia de Segovia y que, son uno de los condimentos en la formación de la Hoces del Río Duratón. O porqué no, estructuras poco convencionales pero muy visibles, como son los pliegues y las fallas. Además de iniciarlos en la disciplina de la mineralogía.

Después de esta jornada en la que la ruta sació las inquietudes intelectuales de nuestros participantes y cuya experiencia abrió una nueva consideración a cerca de lo que nuestro paisaje nos ofrece y del que podemos disfrutar. Sólo después de esta ruta interpretativa, nuestros clientes pudieron degustar de las maravillas gastronómicas que ofrece esta zona. Un buen asado de cordero lechal en un horno de leña regado con un buen vino de la tierra no deja indiferente a ningún mortal. Como tampoco dejó indiferente la nueva forma de observar el paisaje y cuyo placer alimentó sus ojos y oxigenó sus cerebros.

Cordero

Cordero servido en el restaurante la cantina en Valle de Tabladillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies